Publicado el Deja un comentario

¿Sabías que los jabones comerciales se asemejan más a un detergente de limpieza que a un jabón tradicional?

Más del 95% de las personas en el mundo usan jabones para limpiar su piel, es decir, es un producto básico en su proceso de higiene. Por ello, el comercio ofrece una amplia variedad de formas, colores y aromas para tratar de complacer los gustos sin considerar las necesidades ni las consecuencias que su contenido tenga. Además, como consumidores muchas veces preferimos ese producto económico sin evaluar los efectos secundarios que nos puedan producir o probablemente desconocemos las consecuencias que pueden tener en nuestra salud.

Un jabón es el producto que elegimos para limpiar nuestra piel pero debe ser elegido con precaución ya que su contenido puede llegar a nuestros órganos internos a través de nuestros poros y existen sustancias que pueden tener efectos secundarios a corto y a largo plazo. Los avances tecnológicos de agentes limpiadores han permitido que se eliminen manchas y aceites fácilmente, permiten que se vean más coloridos y con formas muy comerciales. Sin embargo, durante este proceso pierden las propiedades que solo los jabones naturales poseen.

Durante el proceso de elaboración de un jabón comercial le eliminan la glicerina. La misma es usada para crear productos humectantes que tendrás que comprar por separado y que lamentablemente tu jabón comercial ya no tendrá. El jabón comercial solo limpiará y aromatizará por su alto contenido de aromas artificiales. Esta ausencia de aceites da lugar a la resequedad y a la falta de elasticidad que deberá ser solucionada con otros productos como lociones , sueros, entre otros productos. Esto sin lugar a dudas, nos provoca tener gastos mayores que pensamos haber ahorrado al comprar el jabón económico, sin mencionar los daños secundarios que producirán por su alto contenido de sustancias químicas tóxicas que se han usado para su elaboración tales como: parabenos. SLS, propilenglicol, petroquímicos, humectantes sintéticos, entre otros.

Esto no ocurre ni ocurrirá con un jabón natural ya que ha éstos le mantenemos todo su contenido para garantizar los mejores resultados en base a las propiedades que aportan los aceites naturales y aceites esenciales. Si deseas un estilo de vida saludable, ayudar a conservar el medio ambiente, tener una conciencia plena de lo que usas, evitar efectos secundarios y conservar la sana apariencia de tu piel, debes considerar el uso de jabones naturales.

😉En nuestro compromiso por ofrecer un producto de calidad y 100% natural, EVODIA STORE no le quita propiedades a tu jabón. Al contrario, añadimos aditivos naturales (de ser necesario) para garantizar excelentes resultados que aporten a la salud y a la belleza de tu piel de forma natural.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *